Considerando los tiempos en tecnología que vivimos y conocemos con tantos avances, es curioso percibir que aún, concebir un vehículo de 4 ruedas y para carga, 100% eléctrico, es romper un paradigma. Insisto, nos movemos en motores de combustión interna por hace más de 130 años y en cuanto a tecnología, no han cambiado mucho más que su potencia, materiales y mejoras en seguridad y día a día, por supuesto, han avanzado a pasos agigantados, sin embargo, el concepto sigue siendo el mismo, motor/inyección/potencia/velocidad.
Lo mejor de todo es que esa percepción como todas, irá cambiando, está cambiando, si bien, nosotros los medios de comunicación de transportes, nos manejamos en estos conceptos y por ende, nos están siendo familiares y debemos sentirlo así, siendo parte de nuestra labor comunicarlo, es muy potente vivenciarlo, es una experiencia que todos en algún momento tendrán que vivirla y, cuando digo todos, realmente en un corto o mediano plazo, será una generalidad y realmente, serán todos.
Cuando alguien dice el futuro es hoy, claramente, no nos damos cuenta como avanza la tecnología y somo partícipes de esto de la mejor manera, en la práctica y esto, nos lleva directamente a un nicho que afortunadamente podemos decir que es el futuro, el futuro del transporte de carga liviana dentro de un radio urbano.
La premisa de la nueva y única Maxus EV80, es; “solo para visionarios”, imaginar que toda una ciudad con vehículos de trabajo, dejen de emitir ruido, es la visión con la que irrumpe en nuestro mercado este revolucionario furgón, 100% eléctrico, 0% de agentes contaminantes, cero ruidos, potente, sólida y con toda la emulación del motor de combustión interna en cuanto a solidez de marcha, aceleración y frenado, es que un vehículo de estas características, es sencillamente increíble para nuestros días y si, ya está aquí para ser comercializado, no es un prototipo, es una realidad para empresas con visión, con sensibilidad por el medio ambiente y sobre todo, por una nueva revolución tecnología, la electromovilidad.
Todo lo anterior siempre va a ser poco, aunque es muy sencillo, tanto como describir sus prestaciones, ya que la nueva EV80 de Maxus, es sublime, está concebida para ser útil, no sin antes, ser cómoda en todo sentido, la carrocería increíblemente sellada, un vehículo con techo alto y con estructura tan alargada que podrían crujir y considerando que su motor eléctrico no emite ningún ruido, es muy extraño soltarla y acelerar sin oír nada, simplemente disfrutar de un potente motor de 92 kwh, con autonomía de 200 km recargable y a media carga constante y una frenada que regenera la carga consumida, es simple la fórmula y un inteligente desarrollo, ya que sus baterías han sido dispuestas en el chasís para bajar aún más su centro de gravedad y proporcionar la estabilidad en velocidad o giros que este vehículo necesita.
Por supuesto que todo ello, además, va acompañado de lo que un automóvil cuenta y para el caso de un furgón de trabajo y la sensación de manejo de uno eléctrico, además contar con pantalla táctil de serie, aplicaciones para bluetooth, cámara de retroceso, controles al volante, aire acondicionado, lo hacen más confortable y confiable. Su capacidad en cabina para tres adultos cómodamente sentados (sin exagerar), la hacen mucho más versátil, puesto que la habitabilidad, es impresionante (sí, es un vehículo grande), sin embargo, no por ello, debe necesariamente ser cómodo, pero lo es, tiene excelente visibilidad, un muy buen radio de giro, es todo lo que esperamos de un auto y aún así, no es el típico vehículo de carga, es mejor.
Me detengo en un detalle no menor que me llamó la atención y quiero destacar aún más, es la disposición por ejemplo de la cámara de retroceso, ya que ésta fue ubicada estratégicamente en el techo sobre las puertas, que al abrirlas completas hasta la carrocería, cuentan con un imán para que éstas no se cierren con el viento, entonces, quedan adosadas al vehículo y así, es que permite al conductor realizar la maniobra de retroceso con puertas abiertas y con total seguridad, ya que la cámara sigue trabajando, a diferencia de otros vehículos que la llevan en la puerta y no cuentan con esta posibilidad.
Acelera impecable, frena bastante bien, se desempeña excelente en ruta, aunque al parecer su velocidad máxima al exigirla en carretera, no supera los 110 km/h, sin embargo, disfrutar un vehículo eléctrico a esa velocidad, no es lo mismo que sentir un motor de combustión interna, lento en carretera a 110 kmH.? y aquí vuelvo a lo mencionado al principio, este paradigma es el que cambiará, si ya el vehículo es amigable con el medio ambiente en cuanto a contaminantes, el hecho que probablemente no sea tan veloz, es poco relevante si de seguridad para todos se trata, es decir, significa que conducir a velocidades no tan altas de manera segura, es realmente eficiente, ya que con un vehículo así y lo testeé de manera tangible, no genera ningún tipo de estrés, además, a eso apunta este concepto, es otro tipo de conducción, uno que todo el mercado tendrá que experimentar y vivir de hoy en adelante.

Contáctenos

Fonos Contacto:
9 9329 3549 - 9 4620 4492

Email Contacto:
contacto@revistatransporteterrestre.cl 
revistatransporteterrestre@gmail.com

Suscríbase

Si desea recibir la edición impresa de RTT Revista Transporte Terrestre

Complete el siguiente formulario para recibir la edición


Aquí