Llega a Chile en su cuarta versión y a 18 años desde que aparareció en el segmento de las SUV.

Gildemeister siempre ha reconocido el éxito en nuestro mercado automotriz y ha sabido leer cada uno de los gustos y preferencias de sus clientes, es por ello que de la mano de Hyundai ha ido orientando el confort y la tecnología cada vez más potente en todas las versiones que introducen en los distintos segmentos.

En esta ocasión, tuve la magnífica experiencia de subirme a lo último de Hyundai, a la New Santa Fe, una Suv para un mercado cada vez más exigente, con mucha competencia en motorizaciones, eficientes, ecológicas y mucho más potentes. De hecho, la potencia es lo que importa a la hora de conducir una maquina como esta, con un motor de 2.4 litros turbo, junto a la caja automática de 6 velocidades, presenta sencillamente 170 HP de poder inmediato en cada giro de motor.

El exterior me llamó la atención, debido al cambio profundo en sus líneas realizado, con buen diseño, deportivo, offroad, no exenta de presencia imponente como su predecesora, más bien, sigue una línea, aun cuando es nueva, con una parrilla extendida al centro y que cae al frontal dejando el emblema de la marca, siendo un foco potente al mirarla y suavemente, como fue la intención de los diseñadores, lo faros, como rasguños entre el capot y el parachoques, casi imperceptibles, sin embargo son luces de gran potencia y efectividad tecnológica, no fue necesario poner una gran caja de luz sino que la luz prácticamente emerge desde el corazón de la Santa Fe.

Si bien todo el diseño es nuevo, la parte trasera, mantiene un aire leve al modelo anterior, dándole la robustez necesaria de esta Suv y que además guarda el espacio interior para la tercera corrida de asientos, dejando de igual manera bastante y significativo espacio para un maletero si toca hacerla viajar con 7 adultos cómodamente sentados y su equipaje en el espacio que resta para maleta.

Es cómoda, grande y espaciosa, sí, definitivamente el tamaño no deja indiferente, considerando las opciones actuales presentes en el mercado de vehículos americanos, ésta Santa Fe, no deja indiferente, se ve y parece americana, con la calidad y confianza que eso implica, cumple con la expectativa del confort, asientos de cuero con detalles deportivos, como el bordado cuadriculado sobre los hombros, pespunte blanco, con calentador y enfriador de asientos electrónico y vaya que enfrían, por supuesto que cuenta con climatizador independiente y eficientes salidas de aire, considerando a todos los ocupantes en caso que se requiera, un techo panorámico muy bien diseñado, ya que cumple el objetivo de libertad, sin necesidad de abrir los vidrios de las puertas, se ventila y extiende la luz exterior con esa maravillosa sensación de apertura y salida, estando como en el living de la casa, sentado cómodamente, con todo el control a tu alcance gracias a una bien lograda ergonomía, comenzando por la pantalla touch central que flota sobre la consola y con la facilidad de controlarla y conectividad inmediata. El talero cuenta con toda la información que entrega el segmento de lujo, sin embargo tiene un par de lujitos más, por ejemplo; la proyección de imagen digital sobre la ruta o frente al conductor, es decir, sobre el volante y en el torpedo se logra la técnica del reflejo, con información principal, como velocidad actual, crucero, activación y desactivación, sintonizador de la radio, etc., sin tener que bajar la mirada al tablero que, es una forma de paradigma al conducir, de ir rápidamente mirando el tablero y la vía, en este caso, Hyundai ha logrado que te acostumbres a solo mirar la ruta, sin perder información relevante de la conducción, ya que cuando se conduce en ruta con velocidad crucero que, de otro modo se activa y desactiva con las manos, no perder un pestañeo fuera de la vía.

Un gran detalle a destacar es el estilo en la tapicería, ya que sale del común con un color marmoleado y tinte marengo que le da un toque distintivo, elegante y deportivo, desde los pilares hacia el techo.

Cuenta con tres modalidades programables de conducción, confort (azul), eco (verde) y sport (rojo), cada uno de estos modos seleccionables desde el centro de los asientos y justo bajo la palanca de cambios automáticos, es que además en controles se sitúa un freno de manos electrónico, que además se desactiva con sólo pisar el acelerador.

Lo más destacable del uso de la tecnología, combinando la velocidad crucero y la pantalla digital, es la eficiencia en programar la velocidad en ruta, para cada tramo según lo permitido, con eso, a conducción es mucho más eficiente y precisa a la hora de cumplir y mejorar tiempos de trayecto. Cuenta con testigos de proximidad en todo el vehículo, tanto sonoros como visuales, no solo en los espejos retrovisores, sino que también en esta proyección frontal al conductor, lo que a la hora de pensar en adelantar justo en ese segundo antes de mirar, la Santa Fe se anticipa a la maniobra alertando al conductor de fijarse si viene o hay algún vehículo cerca.

A modo de resumen, es completa, es refinada, versátil y moderna, acorde con la tecnología actual, haciéndole guiños al futuro. La sensación y percepción inicial al sentarse tras el volante, es de estar en el living de la casa con todo a la mano y, si quiero trasladarme de un lugar a otro, basta con solo mover el volante y acelerar.

Por: pedro murúa balbontín

Contáctenos

Fonos Contacto:
9 9329 3549 - 9 4620 4492

Email Contacto:
contacto@revistatransporteterrestre.cl 
revistatransporteterrestre@gmail.com

Suscríbase

Si desea recibir la edición impresa de RTT Revista Transporte Terrestre

Complete el siguiente formulario para recibir la edición


Aquí