La casa alemana hoy presenta de manera sublime la envergadura que los ha caracterizado siempre, esta vez marcando la distancia y diferenciación aún más con la ergonomía.
En esta ocasión tuvimos la oportunidad de probar y conocer la nueva generación del camión Volkswagen Delivery, completamente renovado y sencillamente un auto empotrado en una cabina perfectamente acondicionada como un camión.

La primera impresión, es sencillez, siempre con su cara robusta de frente con el logo imponente de las VW incrustadas en la máscara, sin embargo, hoy se ve menos duro, más firme si, más no menos potente, con líneas definidas hace años que han marcado el estilo de Volkswagen, clásico, duradero y que sobre sus modelos jamás pasará el tiempo y esa, es una receta que pocos pueden lucir.
Si bien se trata de una versión liviana que parte en las 9 toneladas hasta la versión de 11 toneladas, comenzando con un motor de 3,8 litros en el de 9 toneladas, alcanzando los 165 CV de potencia y una caja de 6 velocidades fabricada casi en su totalidad de aluminio, lo que sin duda, baja el peso y aumenta su capacidad de carga y desempeño, haciéndolo aún más competente a la hora del rendimiento y menor consumo, siendo la eficiencia, el resultado histórico de Volkswagen en este nuevo producto, el NEW DELIVERY 11, representando a la marca, como el pionero en toda su automatización, desde el ensamblaje, hasta el diseño final que lo hace el camión liviano, más cómodo para su conductor y acompañantes.

De la cabina y su seguridad, es que los 3 ocupantes que pueden subirse cómodamente a él, es que cuentan con butacas de suspensión neumáticas para el conductor y si bien las de sus acompañantes no, éstas son tan cómodas como las de un automóvil, ya que al ser separadas una de la otra, con apoyacabezas, le da la libertad necesaria a quien se siente en ellas y por supuesto, hacer de la ruta un tramo no tan cansador. Todos cuentan por supuesto con cinturones de tres puntos y cabe destacar lo aislado que se siente el motor, con lo poco que se siente dentro de la cabina, al estar en ralentí, como en movimiento.

La suavidad de su caja manual de 6 velocidades y el torque de 600 Nm entre 1.100 y 1.700 rpm., lo hacen parecer un automóvil por donde se le mire, al moverse ágil y eficientemente, posicionándolo en un segmento competitivo y que lo hace rentable para los usuarios y clientes que lo buscan, ya que su motor Cummins Euro V lo hacen un rival digno de Ford y Mercedes, contando además con velocidad crucero para trayectos más extensos, haciendo que su velocidad máxima de 125 km/h sea realmente bien aprovechada.

Todo lo descrito, corrobora a grandes rasgos la tecnología desarrollada durante 8 años y aplicada en esta maquina impecable y determinada, ágil y robusta, todos los atributos de un camión y que parece un auto según sus representantes y es lo que presenciamos y que, además, avalado por los intervalos más extensos en sus mantenciones de 20.000 a 30.000 kilómetros y la garantía de 2 años o 200.000 en este segmento lo hacen aún más confiable.

Como dicen sus representantes, un camión en el exterior y un auto en su interior, es como en pocas palabras se resume esta experiencia de tecnología, donde como dicen; el foco esta puesto en mejorar la experiencia dentro del habitaculo con la mejor tecnología y ergonomía a prueba del conductor.

pedro murúa balbontín

Contáctenos

Fonos Contacto:
9 9329 3549 - 9 4620 4492

Email Contacto:
contacto@revistatransporteterrestre.cl 
revistatransporteterrestre@gmail.com

Suscríbase

Si desea recibir la edición impresa de RTT Revista Transporte Terrestre

Complete el siguiente formulario para recibir la edición


Aquí