Hoy no puedo ser parcial en escribir esta columna, me será imposible dejar de lado mis gustos y pasión por los autos y definitivamente por Volkswagen.

Crecí con un escarabajo y una Kleinbus, el escarabajo era de mi Madre y de mi Padre la Kleinbus, camioneta que nos permitió recorrer desde Arica a Santiago varios veranos, viajes muy entretenidos porque además mi Padre adaptó la camioneta con cama y cocinilla, ideal para ir ruteando y disfrutar de la bondad de un motor tan fiel y sencillo que sólo me dejó como única opción a esa edad, querer siempre ser dueño cuando grande, de un Volkswagen.

Afortunadamente fue así, tuve mi propio escarabajo alemán edición especial 1971 como primer auto, como dije al principio, no podré dejar de ser imparcial, así es que no podré explayarme en esa historia esta vez.

Principalmente toda esta pasión, se acaba de presentar nuevamente y agolpar con recuerdos y sensaciones que solo un Volkswagen puede dar y en esta magnífica oportunidad me la ha entregado el Jetta R-line. Que auto, cómodo, sencillo y con estilo.

Es un sedán deportivo al mas puro estilo Volkswagen, la sensación de deportividad no solo proviene del antiguo Rabbit, con el que se irrumpió en un mercado en los años 70 presentando un hatchback ágil y versátil, sino que proviene de la tecnología aplicada a este concepto de un vehículo pequeño, porque no hacerlo a lo grande, de cuatro puertas con capacidad para 4 adultos cómodamente y hasta 5 sin problemas, ya que el espacio interior, obedece a la ingeniería alemana que siempre se ha hecho patente en los diseños y ergonomía de esta casa automotriz.

El nuevo sedán de Volkswagen, el Jetta, es quien convoca tanta pasión y para nuestro orgullo, fue probar el tope de línea que, aunque sus 4 versiones comparten la misma motorización de 1.4 gasolina, este es además la versión que abarca algunos detalles deportivos que a un Volkswagen R-line, lo hacen sensualmente, diferente a los demás.

Por ejemplo, si bien todos cuentan con una caja de 6 velocidades, las dos primeras versiones son mecánicas y las dos siguientes automáticas y la potencia es igual para todos, 150 HP con un torque de 250 Nm. Hablamos de una versión clásica de Volkswagen, pero deportivo y además familiar, las dos primeras versiones cuentan con llantas de aleación de 16 pulgadas, pero la R-Line, de 17 con estilo viper. Dije que es un auto familiar o capaz de serlo, porque su impresionante espacio interior (impresionante para quienes no conocen Volkswagen), hacen que tenga un maletero de 510 litros, con el neumático de repuesto incluido, quedando como uno de los más grandes para este segmento.

Su silueta es tan atractiva como sus detalles, por ejemplo, en el tapabarro delantero, donde antiguamente (Golf) se ubicaba el emblema de Volksburg, va una placa metálica plateada y negro con el distintivo de la línea R-Line que le de ese atractivo especial, más aún cuando sus espejos retrovisores con intermitente en led, también son negros brillantes que resaltan el impecable rojo tornado clásico de Volkswagen.

Su techo parece panorámico al tener un gran vidrio en negro, sin embargo, al menos es la mitad de este, con un sunroof, que se abre y monta sobre la mitad trasera del techo dejando la amplitud y libertad deseada al conducirlo. La línea se completa al llegar a la puerta del maletero, que posee un spoiler fundido a ella y, bajo éste, el logo Volkswagen marcando toda la tapa con la unión de sus faros traseros que se alinean a los costados, con dos micas reflectantes del parachoques y una de ellas al costado izquierdo es el neblinero europeo habitual, terminando el parachoques, con un bonito, pero no real, marco cromado para las salidas de escape que por norma, apuntan al suelo.

jetta2 gr

Lo más entretenido aparte de conducirlo y sobre todo al estar detenido, es su tablero central multifunciones, es dinámico, amigable e interactivo, si hasta tiene su propio Jetta en él. Nos muestra todas las prestaciones del vehículo, rendimiento, autonomía, entre muchas, incluso sus modos de conducción que, además cuenta con un modo ECO para aumentar el rendimiento y desempeño del auto, consiguiendo an más un viaje o andar placentero.


Su pantalla central de 8 pulgadas cuenta con integración a App Connect en todas las versiones haciendo mucho más entretenido el estar en su interior, no hay para que bajarse, incluso cuenta con ajuste de iluminación interior o ambiental, puedes elegir entre tonos primarios y hacerlos en intermedio al ecualizar el color, dejando escapar una luz elegante entre las molduras del tablero y puertas además del piso, completamente personalizado.

jetta3 gr

Por supuesto que esta versión cuenta con climatizador bi-zona, freno de mano electrónico, control de estabilidad, algo que hoy para el performance es normal considerando los cambios de velocidad con ganas de exigirlo en carretera y ciudad a un auto como este, sin perder el control y aumentando la sensación de seguridad que sólo Volkswagen ha sabido traspasar al ADN de cada vehículo, desde que hicieron algo tan simple como cuando montaban un motor trasero enfriado solo por aire y una carrocería de fierro, hoy el legado es casi el mismo, todo funciona, todo es nuevo, todo es tecnológico y primero en el mercado, innovador como siempre ha sido Volkswagen y hoy con el nuevo sedán renovado, Jetta R-Line, marca un nuevo hito a esta regla.

Por: pedro murúa balbontín

Contáctenos

Fonos Contacto:
9 9329 3549 - 9 4620 4492

Email Contacto:
contacto@revistatransporteterrestre.cl 
revistatransporteterrestre@gmail.com

Suscríbase

Si desea recibir la edición impresa de RTT Revista Transporte Terrestre

Complete el siguiente formulario para recibir la edición


Aquí